Translate this page

miércoles, 21 de enero de 2015

DEP España

"La justicia es corrupta. Nuestras leyes son pura corrupción. Tíos como Del Nido o Urdangarín deben estar en prisión preventiva. Tienen tanto dinero y tantos contactos que no les sería difícil salir del país, comprarse una identidad falsa y seguir robando desde la distancia mientras la Policía de aquí mira hacia otro lado...

España necesita una tercera fuerza política, más neutral que las otras dos, más 'del pueblo'. Si no nos roban los de derechas, nos roban los de izquierdas. Aquí la cuestión es 'saber por donde no pasar para que no te den el tirón'.

No hay jabón para limpiar tanta mierda."

Eso de ahí arriba (y el título de la entrada) es algo que escribí hace unos tres años y no publiqué por no estar terminado. Después de eso lo dejé definitivamente y aquí estoy de nuevo, para ver si hago un poco de periodismo de investigación, dado que en países como españa o colombia estamos tan faltos de periodismo de verdad. Un día de estos atizaré con fuerza la profesión de periodista...

A lo que vamos. En 2011 o 2012, no recuerdo bien, pedía un cambio político, una nueva fuerza política, más cercana, más "demócrata" (partiendo de la base que la democracia no existe; es una dictadura encubierta). Ahí apareció un tío llamado Pablo Iglesias, con coleta, profesor de universidad, con un partido, "Podemos", que proclamaba a los cuatro vientos sus ganas por romper fronteras entre clases.

Este tío fue como un bálsamo de aire fresco para la clase media-baja española, pero poco menos que un grano en el culo para la clase alta y grandes fortunas. Y, seamos serios, los altos organismos de la sociedad están representados por gente muy muy importante. Vamos, que no es el fontanero que te viene a arreglar los malos olores del WC. Es por eso que aunque él y los de su partido se autoproclamen los salvadores de eso que llaman democracia, y que juren y perjuren que no van a caer en egoísmos y crecimientos personales económicos, vamos, que no van a robar jamás de los jamases, yo no estoy tan de acuerdo con que no vayan a hacerlo. Y soy de la clase media-baja.

El ser humano está "programado" para autoabastecerse primero, y para vivir cada día mejor que el anterior después, y si tiene que robar, lo hace y punto. Te puedes resistir un tiempo, o dos, pero al final siempre caes y si puedes meter mano a la caja lo haces. Y el que diga que nunca ha robado nada que tire la primera piedra. Ya puede ser una golosina, o una colonia. O wifi al vecino. Todos hemos robado. Sino al estado, a un amigo. Y sino al comerciante de la tienda de debajo de tu casa.

Entonces, ¿quién me asegura que Podemos no me va a robar a la larga? ¿Por qué tengo que votarles a ellos y no a cualquier otro con más experiencia en "llevar" un país? Yo no me fiaría mucho de Podemos, más que nada porque si ganan todo va a seguir igual. Los altos cargos de los cuerpos de policía, los jueces y alguno más que se me escapa, van a seguir gobernando igual que hasta ahora. Porque eso de que gobierne PP o PSOE es una tapadera. En España quien realmente mandan son los banqueros, seguidos de los jueces y de los grandes empresarios como Florentino Pérez. Por eso es normal que en el palco del estadio Santiago Bernabéu se reúnan tanta persona influyente de cualquier ámbito de la sociedad. En el Bernabéu se cierran tratos, no digo más.

Y los de Podemos, tarde o temprano, acabarán yendo allí y más que ir al palco del Santiago Bernabéu, acabarán codeándose con los más ricos de este país, volviéndose unos números más dentro de toda esa casta política que tanto odian y tanto centran sus discursos políticos.

Yo solo he votado una vez en mi vida y fue por la extrema izquierda, cuando tenía 18 años y ése era el partido del momento, el que mayor crecimiento iba a tener durante esas elecciones. Después de eso "nunca mais". Y no porque no me identifique con algunos partidos políticos, sino que no me identifico al cien por cien con ninguno. Digámoslo de otra manera, todos los partidos políticos tienen algo que no me gusta. Del PSOE, por ejemplo, no me gusta esa actitud pro-ciudadana que muestran de cara a la galería, de cara a las cámaras, pero que por la espalda se la suda lo que pase con los deshaucios, por pner otro ejemplo. Del PP no me gusta su escasa paleta de colores: o blanco o negro. Y a veces no es todo blanco o todo negro, a veces es gris. Si el PP fuera gris posiblemente les votaría. Porque tienen un peso en los altos organismos brutal, aunque solo miran por el beneficio propio y el de unos cuantos "amigos de". Si PODEMOS fuera capaz de tener una lista de puntos, con las cosas que se deben mejorar sí o sí de cara a un mayor crecimiento del poder adquisitivo del ciudadano medio, y además lo cumpliera a rajatabla, junto con la ¿idea? de apoyarse tanto en PP como PSOE de cara a futuros pactos de cómo hacer una economía española mejor, más sólida y con mayor crecimiento real. Si todos estos factores y algunos más se unieran, Podemos podría ser un partido que gobernara durante muchos más años en España, incluso podría llegar a hacer un modelo de gestión basado en su propia gestión de un país. Telita.

Todo esto son conjeturas y no hay que darle más importancia de la que realmente tiene. A día de hoy sigo aferrado a la idea de no votar a nadie hasta que alguien, a quien no le pagan por pensar, tenga un día lúcido y los amigos adecuados.

PD: Iré escribiendo aproximadamente una vez cada dos semanas. Ando de regreso al futuro y hasta que me centre, tendré que hacerlo así. Tranquilos que si me vuelvo a ir y a dejarlo todo colgado, otra vez, avisaré antes.

Saludos.

PD2: Hasta aquí escribí ayer, con el propósito de lanzarlo hoy. Justo antes de lanzar esta entrada, he echado el ojo matutino a la prensa y en primera página dice que "Monedero, de Podemos, facturó 425.000 euros en dos años con una empresa sin trabajadores ni estructura". No es por ser agorero, pero el que avisa no es traidor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada