Translate this page

viernes, 22 de octubre de 2010

Clinton tuvo perdidos durante meses los códigos para un ataque nuclear

El expresidente de Estados Unidos Bill Clinton tuvo perdida durante meses la tarjeta que lleva los códigos necesarios para activar un ataque nuclear en caso de amenaza. Así lo ha revelado el general Hugh Shelton, presidente del grupo que asesoraba a Clinton en asuntos militares, en un libro sobre el expresidente.

"Durante la Administración de Clinton los códigos desaparecieron durante meses", ha asegurado Shelton en una entrevista en la cadena ABC en la que ha hablado sobre su libro de memorias Without Hesitation: The Odyssey of an American Warrior (Sin duda: La odisea de un guerrero americano). El incidente ocurrió en el 2000.

La tarjeta, conocida en Washington como the biscuit(la galleta), contiene los códigos nucleares más importantes, capaces de desatar una secuencia de ataque a nivel global. Los presidentes de EEUU deben llevarla consigo en todo momento dentro de un maletín negro que lleva uno de sus asesores.

No era la primera vez que le ocurría algo parecido a Clinton. En 1998, justo un día antes de que se descubriera su trajín con Mónica “Da” Lewinski, Clinton perdía los códigos para un eventual ataque nuclear. Flipa.

Y yo me pregunto: qué sentido tiene llevar un cacharro con un botón que si lo pulsas se te va a tomar por culo medio planeta? Puedes llegar más allá y pensar que de un momento a otro, en cualquier instante de tu vida, un/a tío/a decide que tú y tu familia, vecinos, parientes, amigos, perros, gatos, periquitos, todos, decida que ha terminado vuestra hora. Pensad en el momento antes de morir. No te das cuenta y estás fuera. Es como si antentaran contra ti, seas víctimas de una bomba, un pedo brutal. Ahora estás, ahora no estás.

Quién tiene derecho a decidir nuestra propia muerte si no somos nosotros mismos? Por el bien del planeta, podríamos hacer algo al respecto. En vez de hacer algo de provecho, hijos de puta, y acabar de una puta vez con el hambre en el mundo, lo único que sabéis hacer es pensar más y más en el poder, en el dinero, en cómo controlar todavía más y más a la gente!! Alguien podría robar el maldito maletín, y, una de dos, o desactivarlo, o pedir rescate por él. Mi condición sería: vale, te doy el maletín pero tú antes tienes que reunir a todos los presidentes de Gobierno que te diga y traérmelos delante. Una vez delante, enjaularlos con 10 tigres dentro de una caja gigante y vacía, sólo con espejos en el interior, para que se vean ellos mismos al ser devorados por los tigres, para que tengan el final menos soñados por nadie, donde no puedan salir. Todo esto sin cámaras de por medio, todos tenemos derecho a una muerte “digna”.

PD. No intenten hacer esto en sus casas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada