Translate this page

jueves, 21 de octubre de 2010

Leire Pajín, nos hacemos unas pajillas?

Sólo un día después de nombrarse a Leire Pajín como Ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, ya le ha salido un primer detractor.
Se trata de Javier León de la Riva, alcalde de Fachadolid.

El alcalde del PP se ha meado fuera de tiesto, al contestar una pregunta acerca de los nuevos cambios en el Gobierno diciendo “la Leire Pajín, una chica preparadísima, hábil, discreta, que va a repartir condones a diestro y siniestro por donde quiera que vaya y que va a ser la alegría de la huerta… tengo que decir que cada vez que le veo la cara y esos morritos pienso lo mismo, pero no lo voy a decir aquí”.

Reconocer que poco después de hacer tales declaraciones, se detractaba y pedía perdón públicamente. “he tenido un exceso verbal al reconocer en voz alta lo que alguna vez he pensado respecto al aspecto físico de la nueva ministra y, además, es curioso porque se parece a un personaje de dibujos animados”.

El alcalde, que no ha desvelado a qué personaje se refería, ha dejado muy claro que es a la cerdita Peggy de Barrio Sésamo por esos morritos y esa pose de putilla, ha corrido un tupido velo en sus apariciones. Por su parte, la esposa de de la Riva, ha declarado que “estoy muy contenta sexualmente con mi marido, me excita que me diga lo cerda que soy”.

De la Riva, conocido miembro de la Asociación de Puteros Españoles (APE), le ha declarado su amor eterno a Pajín. Con estas declaraciones lo que ha pretendido decir es que quiere que se la chupe, que no se va a poner condón, que quiere que se lo haga hasta el final y que entrene la garganta porque de tanto semen que le va a salir se va a ahogar.

Leire “la pajillas”, por su parte, no se ha pronunciado al respecto. La deportista Ministra sigue con sus clases de aerobic en el gimnasio de la Moncloa.

Al margen de este asunto, Santiago Segura sigue pensando en el reparto de su próxima película “Torrente 5”. El actor y director ha pensado en Leire Pajín para una escena de porno duro con Dinio, por las capacidades de la primera por comerse todo lo que le pasa por delante, y del segundo, por follarse a todo lo que se mueve. De momento, ninguno de los dos ha querido dar el “sí, quiero”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada